Herbario fotográfico

     Tradicionalmente, un herbario, es lo que se define en botánica como una colección de plantas o partes de plantas secas, conservadas y convenientemente identificadas. Estas plantas se suelen acompañar de información rigurosa que, además de la descripción del taxón, incluye el recolector, lugar y, en los que se ha puesto más esfuerzo, detalles sobre la recolección y los usos de la planta.

 

     Desde la antigüedad se ha trabajado en este tipo de colecciones, principalmente como muestra representativa con fines de estudio, referencia, didácticos... hoy en día se conservan muchos de estos herbarios, e incluso hay instituciones que siguen trabajando en ellos, pero con el avance de la fotografía, en las últimas décadas, han nacido los herbarios fotográficos.

 

     Un herbario fotográfico se trata de una colección de plantas fotografiadas, identificadas y clasificadas para crear una colección de fichas que albergue información indispensable como el nombre científico del taxon, su autoría y el recolector (en este caso fotógrafo), pero en estas fichas podemos incluir mucha más información, como el lugar en que se ha fotografiado, su clasificación dentro del herbario, los usos, detalles sobre el hábitat... todo aquello que pueda resultar útil y de interés tanto para el autor del propio herbario como para los que lo consulten. 

Este es un ejemplo de cómo están organizadas las fichas en este herbario:

     Todas las plantas fotografiadas en esta colección se han clasificado en cuatro grandes grupos: ); Herbáceas, aquellas plantas anuales, vivaces... de pequeño porte, arbustos de tallo no leñoso o aquellos de pequeño tamaño; Forestal, árboles y arbustos de tallo leñoso que crecen de manera natural o asilvestrada; Fungi, que principalmente incluye los carpóforos de hongos basidiomicetes y ascomicetes, así como el conjunto de líquenes (este herbario, además de plantas, contiene cuerpos fructiferos de hongos, además de líquenes, de ahí la razón de ser de este grupo; Jardinería, plantas cultivadas ornamentales o recreativas y Cultivo, que incluye también plantas cultivadas por el hombre pero con fines económicos o alimentarios.

 

     Las fotografías tratan de reflejar los detalles de identificación del taxón, aquellos que los diferencian de otros de las misma familia o género. No se ha dejado de lado el valor estético de la fotografía para que el resultado sea una colección de plantas identificadas con rigurosidad, unas fotografías cuidadas y muchas horas de dedicación y cariño. Los que la consulten este herbario seguro que podrán encontrarlo interesante en alguno de sus detalles.