Cicatrices

     Hay dos tipos de cicatrices: las que se ven y las que no; las del cuerpo y las del alma. La diferencia entre ambas es que las primeras cuentan una historia de superación, las segundas también, pero de vez en cuando supuran dolor, nostalgia o resignación.